La constancia se reconoce en los Premios DEX de ElDesmarque, un galardón que recae en la haltera Lydia Valentín, flamante triple campeona del mundo.

La leonesa está en la Fundación Cajasol para recoger un premio con el que se siente muy identificada. “Llevo muchos años, más de la mitad de mi vida, entrenando en un centro de alto rendimiento con muchísima dedicación y muchísima disciplina. Creo que este premio tiene mucho que ver conmigo”, ha declarado a su llegada a la gala.

“Muy feliz y muy contenta de que me otorguen este premio a la perseverancia. Recién llegada hace dos días del campeonato del mundo, muy feliz por este Mundial y muy contenta, creo que ha sido un año muy bonito y muy especial, ya que he ganado el Europeo y el Mundial”, resumió Valentín.

Al recoger el galardón DEX a la constancia, Lydia recalcó la importancia de la deportividad y el deporte limpio. “Agradezco a ElDesmarque el premio”, comentó, antes de internarse en sus sentimientos a nivel profesional.

Cabe recordar que, años después de disputarse los Juegos Olímpicos de Londres y Pekín, se le han concedido un oro y una plata porque las respectivas dueñas habían cometido un delito de dopaje deportivo, contra el que Lydia se sitúa completamente en contra, reseñando que “con un tiempo de retraso se hace justicia y soy campeona de Londres y subcampeona de Pekín. Al final, estas dos medallas se unen a la de Río Janeiro y sé que voy a dormir tranquila y nadie va a venir a pedirme unas medallas que están manchadas. Cuando una persona se dopa deja de ser deportista y esto dejar de ser deporte“, sentencia. “Sigue habiendo quien levanta peso con trampa”, concluye, sin pelos en la lengua.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies